Under The Rose

Archive for octubre 2010

Una de las historias que gira en torno a la tradición de la Noche de Difuntos es la de Jack el de la Linterna (Jack of the Lantern), o el Avaro Jack (Stingy Jack), como era conocido en las leyendas de origen gaélico y folklore irlandés.

Jack era un granjero con una terrible fama de mentiroso y pendenciero, lo que le granjeó numerosas enemistades. Su reputación de malvada persona era tal que hasta el mismo Satanás en persona había oído hablar de él.

El Diablo, sorprendido por la malignidad de tan negra alma, quiso comprobar él mismo si todos aquellos rumores eran fundados y acudió a comprobar si efectivamente era un rival de semejante calibre.

Ocultando su apariencia tras el disfraz de hombre normal se presentó en el pueblo de aquel invitándole a beber durante largas horas. Tras comprobar que todas las habladurías eran ciertas el Señor de la Oscuridad reveló su identidad al malvado.

Cuando Lucifer le dijo que venía a llevárselo para pagar por sus pecados, Jack le pidió una ronda más juntos como última voluntad. El Diablo se lo concedió pero al ir a pagar ninguno de los dos llevaba dinero, por lo que Jack propuso a Satán convertirse en una moneda para pagar la ronda y demostrar sus poderes. Éste accedió, pero una vez transformado el tacaño granjero en lugar de pagar se metió la moneda en el bolsillo donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí, el Diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack no lo haría a menos que prometiera volver al Infierno para no molestarle durante un año.

El Diablo esperó todo ese tiempo y regresó para cobrarse su justa venganza. Apareciendo en casa de Jack para llevarlo consigo al inframundo, de nuevo el granjero pidió como última voluntad un insignificante deseo, en este caso que el Diablo cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener su última comida antes de su tormento. Al no ver peligro en ello, Lucifer a regañadientes aceptó, pero justo al llegar a la copa del árbol descubrió que Jack presuroso había tallado una cruz en su tronco para que no pudiera escapar. En esta ocasión Jack le pidió no ser molestado en diez años y que nunca el Diablo pudiese reclamar su alma para ser conducida a los Infiernos. Satanás accedió y Jack se vio libre de su amenaza.

Los años transcurrieron, y con ello sobrevino la inevitable muerte del malvado Jack, mucho antes de aquella pactada década, pero no así su destino fue mejor. Preparado para ascender al Cielo, fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, siendo enviado al Infierno.

Para su desgracia allí tampoco podían aceptarlo debido al trato que había realizado con el Diablo, y éste le expulsó de su reino, castigándole a vagar deambulando por los caminos con un nabo hueco con un carbón ardiendo dentro como única luz que guiara su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal. Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o “Jack of the Lantern”, nombre que se abrevió al definitivo “Jack O’Lantern”.

En Irlanda y Escocia la gente comenzó a hacer sus propios modelos de lámparas tallando caras de terror en los nabos o papas y los colocaban en las ventanas o cerca de las puertas para espantar a Jack El Tacaño y a otros espíritus maléficos que deambulaban, y en Inglaterra se utilizaron remolachas para tal fin.

No fue hasta 1840 cuando los emigrantes de aquellas tierras en Estados Unidos introdujeron la tradición de las lámparas confeccionadas con calabazas, autóctonas del continente, perfectas para su construcción, al ser más grandes y fáciles de tallar. La tradición marca que deben usarse para alumbrar el camino a los difuntos en Halloween, y también el motivo de decorar las casas con estas figuras horrendas era otro: evitar que Jack llamase a la puerta de las casas y les propusiese “Truco o Trato”.

Así que mucho cuidado con abrir la puerta esta Víspera de Difuntos… ¡Feliz Halloween!

PD: si todo ha ido bien ahora estaré con mi familia en el pueblo y este post se habrá autopublicado, si no… ya nos veremos 😛

Hay series a las que se tienen ganas, series a las que se tienen muchas ganas, y luego está The walking dead. Estaba yo en la cama ya puesto que al día siguiente tenía clase a las 8:30 y tocaba madrugar, cuando vi por casualidad en GetGlue que alguien ya había visto el piloto. ¿LO CUALO? ¡Pero si hasta Halloween no se estrenaba! Me puse a investigar con el iPhone y, efectivamente, el piloto se había filtrado. Tras leer que la calidad de imagen era bastante aceptable no me lo pensé dos veces, me levanté de la cama, encendí el portátil, lo puse a bajar y me lo tragué, qué digo, lo engullí de principio a fin, sin hacer ninguna pausa para respirar y tratando de pestañear lo menos posible para no perderme ni un solo segundo de tamaña genialidad.

Tengo que confesar que ya son dos las veces que he visto el piloto y todavía no lo he borrado de mi disco duro por si tengo la tentación de querer verlo una vez más. A este paso cuando lo estrenen me habré aprendido los diálogos de memoria pero qué queréis, para una fan de los zombies desde pequeñita cuando vi Night of the living dead de George A. Romero y ávida lectora desde que los descubrí de los cómics de Kirkman en los que se basa la serie, esto es como un sueño hecho realidad.

Mis impresiones sobre el piloto son demasiado buenas. Ya desde un principio cuando hace meses fue saliendo el reparto, posteriormente el trailer de la serie y pequeños sneak peeks se podía averiguar que estábamos ante algo grande, y yo tenía muy claro con lo visto hasta la filtración que el piloto me iba a gustar. Había demasiados buenos ingredientes como para que algo pudiese fallar, pero lo que no me esperaba es que mi nivel de satisfacción fuese a rozar límites infinitos. Desde el minuto uno la atmósfera que se creaba a lo largo del capítulo me cautivó. Hay que destacar las interpretaciones, que son increíblemente buenas, el casting de verdad que es todo un acierto y el protagonista hace un auténtico papelón. De 10. Y hablar de la caracterización es aporrear el teclado en vano porque supongo que ya habréis visto las imágenes, ¡¡los zombies son magníficos!!

Esto es hacer una buena adaptación, hacer las cosas bien y con profesionalidad, hoy soy un poquito más feliz 🙂

¡Anda, pero si yo tenía un blog…! Ya voy mal si a principios de octubre me es imposible llevar el blog con un mínimo de regularidad, no me quiero ni imaginar cuando avance más el curso… Pero bueno, lo primero es lo primero y la carrera no se aprueba sola.

El caso es que me enrollo y este post no iba de contar por qué no actualizo, sino para anunciar que tengo la enorme suerte de contarme entre los nuevos fichajes de Seres de TeleVisión, hablando, nada más y nada menos, que de Los Soprano.

Hoy he publicado mi primera entrada, una presentación general de la serie, y cada dos domingos iré analizando capítulo por capítulo, así que si me queréis acompañar en este revisionado de una de las mejores (por no ser muy pretenciosa y decir LA mejor) series de los últimos tiempos, sois bienvenidos y me hará mucha ilusión ^_^

Y sin más me despido hasta que escriba algo más por aquí, que mañana tengo examen y ya empiezo a agobiarme… ¡nos leemos!

Yo no soy mucho de verme preairs y luego esperar meses para poder ver el segundo capítulo, de modo que el primer vistazo que he tenido para No ordinary family fue el día de su estreno oficial y tengo que decir que decepción se queda corta para definir mi primera impresión.

Me pareció una serie aburrida y demasiado infantil (mira quién fue a hablar, la enganchada a Jonas, Zoey 101 y H2O xD), ver a mi Michael Chiklis dando saltos y haciendo el tonto me mató. Además, no soy especial fan de Julie Benz (le tengo mucho asco desde Buffy) y los niños… uf los niños, son insoportables.

Otra cosa que me desencantó fue que desde el primer momento resuelven el misterio de cómo adquirieron los súperpoderes, ni más ni menos que en el agua había unas partículas y blablablá. Total, que algo que podría haberme enganchado un poquito lo desenmascaran.

Así que, para ver a Julie Benz corriendo a lo Clark Kent en Smallville, a Michael Chiklis dando saltos y grititos, y a unos niños totalmente odiosos (y he pasado de hablar de los secundarios, porque tela) mejor la descarto y me pongo a estudiar, que por desgracia yo no tengo súperpoderes.

Estos americanos se apuntan a todo, ya se propusieron hacer su propia versión de la fantástica Skins y ahora la cadena Syfy nos sorprende con un teaser de su adaptación de Being Human. Un teaser que, por otra parte, no es que aporte mucho, todo hay que decirlo.

Si aún no habéis visto Being Human (UK), os estáis perdiendo una serie maravillosa. En ella podemos ver cómo un vampiro, un hombre lobo y una fantasma comparten piso en Boston, con las particularidades que la convivencia pueda traer. Juntos, deberán luchar para llevar una vida normal escondiendo sus oscuros secretos.

Los protagonistas de la versión americana serán Sam Witwer (Smallville) en el papel del vampiro, Sam Huntington (Superman returns) como hombre lobo y Meaghan Rath (The assistants) como la simpática fantasma. Su estreno está previsto para el 2011.

Etiquetas: ,

Por aquí escribe…

¡Una fan de Supernatural!

¡Una fan de Supernatural!

Calendario

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

¡Coméntame!

Follow me!

Follow Lady_Elyon on Twitter
Bloguzz

Mi ídolo: Stephen King

Mi libro favorito

The Boss

Categorías

Me encanta leer

Anteriormente…

Estadísticas

  • 15.514 hits