Under The Rose

Posts Tagged ‘Dexter

Quizá es un poco tarde para decir algo de la quinta temporada de Dexter, pero no he podido escribir antes porque soy una vaga porque entre la sequía seriéfila que atravesamos en estas fechas y el poco tiempo que he tenido apenas he encendido el ordenador esta semana. Sin embargo, no podía quedarme con la espinita clavada de no dar mi opinión, que en general es muy buena.

Yo creo que todos pensábamos que iba a ser muy difícil superar la cuarta temporada, la muerte de Rita fue toda una sorpresa y además supuso un antes y un después en la vida de Dexter. Pero, y seguramente me odien por ello, a mí Rita no me aportaba nada y creo que su marcha ha venido bien a la serie dándole un vendabal de aire fresco.

A partir de aquí toca un repasillo a la quinta temporada y a su 5×12, “The Big One“, así que cuidado porque los siguientes párrafos estarán plagados de spoilers

Tic, tic, tic...

La nueva temporada comenzó en el punto en que se había quedado la cuarta,  la pregunta que todos nos hacíamos era cómo iba a lidiar Dexter con la gran pérdida de Rita y creo que en ese sentido el equipo de guionistas se merece un aplauso porque a medida que iban pasando los capítulos el recuerdo de Rita se iba haciendo más difuso, máxime cuando entró en escena la nueva rubia, Lumen, en torno a la cual ha girado la trama principal y podríamos decir que Dexter también estaba en su órbita. Si bien los primeros capítulos no terminaron de agradarme, cuando Dexter por fin vuelve a las andadas al ponerle su sexto sentido alerta con Boyd Fowler ya me puse a dar aplausos. La llegada de Lumen a la vida de Dexter para mí ha sido un punto importante a considerar. Ver cómo iba evolucionando su relación ha sido interesante, aunque el gran pero que le pongo fue el momento “tensión sexual resuelta”. Me hubiera gustado más que la relación se hubiese centrado en maestro-discípula, pero bueno, no pidamos tanto, que los momentos de compartir el oscuro pasajero han sido impagables.

El villano principal esta temporada ha sido un personaje con todas las letras, Jordan Chase, autor de grandes citas como “Take it!” o “Tic, tic, tic. That’s the sound of your life running out“. Creo que ha sido un antagonista a la altura de las circunstancias, que me lo ha hecho pasar mal, al que le debo tener las uñas aún más cortas. Pero una vez más me he quedado con la misma sensación de siempre, y es que Dexter culmina en sus tres últimos capítulos repitiendo el mismo esquema, el malo acaba atado y plastificado en una mesa con un puñal atravesándole el corazón. Aunque esto no se lo reprocho a la serie, mi única espinita esta temporada ha sido el final que le han dado a Lumen. De verdad, no esperaba que se quedase mayormente por las declaraciones de Julia Stiles diciéndolo, pero largarla con la excusa de “ya no me apetece ser una serial killer” no me ha parecido acertado, me ha dejado fría el ver lo fácil que ha sido su marcha cuando se suponía que había un amor y una confianza poco usuales en una pareja (¡no todos los días vas matando por ahí con tu noviete!). Es por ello que la relación amorosa nunca me gustó entre Lumen y Dexter, si no se hubieran líado la marcha de ella habría estado más justificada.

Lo que de verdad me ha hecho sufrir esta temporada no ha sido ver cómo iban desapareciendo uno por uno los hombres marcados en la lista negra de Lumen y Dexter, no, lo que me ha tenido en vilo ha sido una curiosa asociación entre dos secundarios que seguro aumentó mi ritmo cardíaco conforme avanzaban los minutos. Hablo de Quinn y Stan Liddy. Ya nada más comenzar la temporada Quinn empezó a sospechar de Dexter, pero cuando se involucró Liddy con sus fotitos y sus cámaras de vigilancia, casi muero de paro cardíaco. Y el punto álgido lo puso cuando finalmente atrapó a Dexter en la furgoneta, de verdad que lo pasé fatal pensando que todo terminaba. Y esa lucha entre Dexter y Liddy, terminando fatal para éste último, y esa gotita de sangre goteando en el zapato de Quinn… ¡no me digáis que no fue frenético!

Aunque para momento intenso, el de Debra por un lado y Dexter y Lumen por otro, separados únicamente por una cortina de plástico. ¿Debería haber sido éste el momento en que Debra por fin descubre lo que es su hermano? Mi corazón está dividido, pero creo que no se puede alargar mucho más este momento para no hacer caer a la serie en la monotonía. Hubiera sido interesante ver la reacción, si me apuráis quizá hubiera sido un buen cliffhanger para la temporada dejarlo así, pero en general no tengo mucho más que objetar a esto. Cuando tenga que llegar el momento, llegará, y yo es una de esas cosas por las que más ansiosa estoy de visionar.

En resumen, mi sensación con esta quinta temporada es más que satisfactoria, ahora mi mayor baza para la siguiente es ver cómo evoluciona la relación entre Dexter y Quinn, ahora cuñados. Que esa miradita que le regaló Quinn a Dexter no me pareció cargada de buenas intenciones, no.

Dexter ha vuelto tras su impactante e inesperado capítulo final, The getaway. En dicho capítulo asistimos a un espectáculo sorprendente y macabro, con Dexter llegando a casa tras participar como testigo en la boda de LaGuerta y Batista y viéndose reflejado en el pequeño Harrison llorando en un charco de sangre, la sangre de su madre, Rita. Trinity se cobró a su última víctima y esta situación deja a Dexter en estado de shock y con un sentimiento de culpabilidad que me temo arrastrará durante esta quinta temporada. A partir de aquí, spoilers sobre el capítulo 5×01.

My bad continúa donde se quedó la temporada pasada, en el jardín de Dexter con Rita en la bañera y nuestro protagonista con el pequeño Harrison en brazos cuando llegan el FBI y Debra a la escena del crimen. En ese momento Dexter, en shock, deja caer una frase que resume el eslogan de la campaña de esta nueva temporada: la culpa. Sus palabras son “He sido yo“, desafortunadas al marcar el punto de partida de la investigación como un crimen pasional.

A través de diversos flashbacks se nos va mostrando la primera cita entre Dexter y Rita, que desde el principio y como transcurrió toda su relación, estuvo marcada por el engaño ya que el protagonista acudió a ese restaurante porque en él se hallaba una de sus víctimas. Tras despedirse abruptamente de Rita y más tarde mientras lanza los restos del cadáver al mar como acostumbra, confiesa por teléfono a Rita que ha sentido algo especial por ella y que podrían repetir el encuentro.

Dejando aparte estos flashbacks, volvemos a la escena del crimen, donde Masuka y Quinn están investigándola, y mientras Masuka asume que es obra de Trinity, Quinn está convencido de que el potencial asesino es Dexter al ver la falta de humanidad de éste frente al asesinato de su mujer mientras que el propio vecino llora más su muerte que él.

Por su parte Dexter vuelve con Harrison a su piso de soltero en el cual vive ahora Debra, que se está convirtiendo en todo un apoyo para su hermano ocupándose del bebé y el papeleo del funeral. Y hablando de Debra, cuando va a limpiar la casa de Dexter y se encuentra con Quinn, ambos tienen un acercamiento digamos… muy cercano. Ya que está, Quinn aprovecha esa visita para hablar con el vecino de Dexter, que le cuenta que sólo se dio un beso con Rita pero Dexter se enteró y le pegó por ello. Esto sólo acrecenta las sospechas de Quinn, y perdonadme la expresión pero me parece a mí que a lo largo de esta quinta temporada Quinn se va a convertir en un grano en el pompis para Dexter.

Volviendo a Dexter, se acerca el momento fatal de comunicarle a sus hijastros el destino que ha sufrido su madre. Los pequeños regresan de Disneyland con sus abuelos y hacen entrega a Dexter de un gorro con las orejas de Mickey. Aquí tiene lugar uno de los momentos WTF del capítulo: ver a Dexter con las orejas de Mickey con toda su frialdad y falta de tacto contándoles la noticia.  En serio, demasiado duro. Las reacciones no se hacen esperar y Astor, viendo la falta de sensibilidad de su padrastro, le grita que todos estarían mejor si su madre nunca le hubiera conocido.

Cubriéndose de gloria como lleva haciendo todo el capítulo, Dexter decide romper con su pasado y largarse. Para ello, se deshace de las pruebas  de su trabajo a tiempo parcial en el ordenador, quema su almacén, se lleva sus cuchillos y su cajita de madera y pone rumbo a un nuevo destino en su barco. Atrás deja a su hijo, a su hermana y al entierro de su mujer.

El destino quiere que Dexter se baje de esa nube en la que está desde la muerte de Rita y ello se refleja en la situación que os relato en una cabaña de mala muerte en la que Dexter para durante su travesía. Allí tiene un encontronazo con un tío maleducado al que le cuenta que su mujer ha muerto y éste le responde que no le importa. Parece que una lucecita se enciende en Dexter, porque no duda en armarse y reventar la cabeza del pobre desgraciado. Entre tanta adrenalina por fin Dexter se da cuenta de que debe volver con su familia al sacar toda su rabia y las lágrimas que tanto trabajo le ha costado soltar. Y entre todo ello aparece de nuevo Harry, que seguro vuelve a guiarle en la dirección correcta.

Así pues, Dexter deshace sus pasos y regresa tarde al entierro de Rita, pero al fin y al cabo regresa. Y lo hace dedicándole unas bonitas palabras: “Ella tenía un gran corazón, suficientemente grande para nosotros dos. […] No puedo arreglarlo, pero sé que tengo que intentarlo. Aquí, en Miami, con la
gente que la conocía, que se preocupaban por ella y la querían. Como yo lo hice
“.

Un capítulo intenso y angustioso y una temporada que se presenta muy difícil para nuestro psicópata, con el único apoyo de su hermana Debra y muchos frentes abiertos con el FBI y Quinn. ¿Logrará quedar impune como viene haciendo hasta ahora?

Ya hemos empezado Septiembre, ese mes en el cual se vuelve al trabajo, al cole, a los odiados exámenes y a un sinfín de cosas más. Sin embargo, las buenas noticias inundan los corazones de los seriéfilos, y es que por fin regresan nuestras series favoritas y se estrenan nuevas que intentarán abrirse un hueco en nuestras agendas.

Ha llegado el momento de poner un poco de orden en nuestros calendarios de series y el mío, de momento, es bastante apretado, con muchos regresos y algún que otro estreno al que quiero dar una oportunidad.

2 de Septiembre – Shattered: se trata de una serie nueva que empieza hoy y cuyo piloto estoy deseando visionar. Para mí sus atractivos principales son Callum Keith Rennie y un guión que bien llevado puede ser de lo más interesante; un policía con trastorno de personalidad múltiple que lo mantiene en secreto para no perder su trabajo.

7 de Septiembre – Sons of anarchy: después del cliffhanger del 2×13, no sé vosotros pero yo estoy deseando que comience la tercera temporada y ver las nuevas aventuras de los SamCro.

10 de Septiembre – The Vampire Diaries: si al principio The Vampire Diaries lo podía considerar como un pequeño placer culpable, en el último tramo de su primera temporada se puso de lo más interesante y tras haber visto el trailer de la nueva temporada, parece muy prometedora.

11 de Septiembre – Merlín: regresa nuestro mago favorito (con permiso de Harry Potter ;P) con su tercera temporada. No sé muy bien si la llevaré al día o me pegaré pequeños maratones a razón de tres capítulos cada uno, tengo que pensarlo dependiendo de cómo regrese de interesante.

14 de Septiembre – Gossip Girl: la chica cotilla ha pasado de ser una de mis series predilectas a, en su tercera temporada, pasar sin pena ni gloria (más pena). Me dejó bastante indiferente y dada la cantidad considerable de series que sigo, es muy probable que si sus tres primeros capítulos no me convencen la abandone, no sé si para siempre o hasta verano, a ver qué críticas cosecha.

20 de Septiembre – Boardwalk Empire: nueva serie de la HBO, adaptada por Terence Winter (Los Soprano) y cuyo piloto fue dirigido por Martin Scorsese. Sin duda tiene los ingredientes para convertirse en una de las series más prometedoras de este año.

21 de Septiembre – How I Met Your Mother: tengo ganas de volver a ver a Ted, Barney y compañía, y como tan sólo son veinte minutos por capítulo, sin duda es una de las que llevaré al día.

22 de Septiembre – Glee: lo cierto es que Glee me gusta pero tampoco me entusiasma, además de que su argumento no me tiene en vilo. Glee esta temporada parece que va a quedar relegada a los ratos muertos que tenga entre estudios y demás cosas.

23 de Septiembre – Criminal minds y Modern family: las espero con ansias a las dos. Aunque Modern family me la vi en plan maratón este verano y la disfruté mucho, me gustaría llevarla al día.

24 de Septiembre – Bones, The big bang theory, Community, Shit my dad says, The office y Fringe:  sin duda los viernes van a ser muy moviditos en cuanto a series, series que por otro lado me gustaría llevar al día así que me tocará organizarme bien para poder verme los seis capítulos, que calculando saldría a unos 160 minutos aproximadamente, 2 horas y 40 minutos, tampoco es tanto tiempo. El estreno, Shit my dad says, con William Shatner, tiene una pinta muy buena y claro que se merece una oportunidad.

25 de Septiembre – Smallville y Supernatural: ambas vuelven en lo que parece ser su última temporada. Tengo unas ganas locas de volver a ver a los Winchester y en cuanto al señor Clark Kent, el gusanillo de cómo terminará todo me pica mucho, así que sin duda serán dos series que lleve al día.

27 de Septiembre -The Simpsons, The Cleveland show, Family guy y Dexter: nuestro psicópata favorito es uno de los regresos que más ganas tengo de ver, sólo de recordar el cliffhanger de “The Getaway” se me ponen los pelos de punta. Además del drama, también hay hueco los lunes para las comedias de animación, que como siempre llevaré al día con mucho gusto.

29 de Septiembre – No ordinary family: si bien ya se ha filtrado el preair, aún no me he animado a verlo. En principio no me llamaba la atención pero tras ver anuncios de ella en los Emmys y ver que su protagonista era Michael Chiklis, además del argumento a lo Misfits, le daré una oportunidad. Tiene pinta de entretenida y el elenco es bastante interesante.

Además de todas estas series, sigo con mi revisionado de Buffy the vampire slayer (que tengo abandonada en el 1×05) y disfrutando Expediente X a ritmo de emisión en España por el canal Nitro, a dos capítulos diarios, de modo que mañana termino la primera temporada.

Sin duda van a ser unos meses frenéticos en lo que a series se refiere, pero soy de la opinión de que con un poco de organización todo es posible 😉

¿Cuál es vuestro plan?


Por aquí escribe…

¡Una fan de Supernatural!

¡Una fan de Supernatural!

Calendario

julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

¡Coméntame!

Follow me!

Follow Lady_Elyon on Twitter
Bloguzz

Mi ídolo: Stephen King

Mi libro favorito

The Boss

Categorías

Me encanta leer

Anteriormente…

Estadísticas

  • 15.505 hits