Under The Rose

Posts Tagged ‘Mad men

Si algo puedo decir de este capítulo es que, de momento, es mi favorito de toda la temporada. Y todo gracias a una personita que echaba muchísimo de menos: Sally Draper. Este capítulo, a diferencia del anterior, ha repartido la trama entre todos los personajes, han sucedido cosas inesperadas y cosas que inesperadamente me han encantado. Sin más, nueva review para recordar 🙂

Si en el capítulo anterior Don dejaba a Faye con las ganas, en éste no ha podido ocultar su verdadera naturaleza y, como véis, ha amanecido con ella en la cama. Aunque el pobre Don no tiene un respiro y esta vez la culpable es la pequeña Sally, que aparece en la oficina acompañada de una señora mayor que dice que la encontró en el tren sola. Don se pone en contacto con Betty pero ésta pasa de su hija hasta el día siguiente, y Don encarga a Faye que se haga cargo de la niña. Para colmo, Mrs Blankenship, la secretaria de Don, se muere en su puesto de trabajo.

Cuando al día siguiente Betty llega a la compañía para recoger a la niña, Sally monta una escena porque no se quiere despedir de su padre. Es absolutamente sobrecogedora la escena, la pequeña con su madre y las secretarias en corrillo compartiendo el dolor de la niña. Me ha impactado mucho, Kiernan Shipka es una pedazo de actriz para lo pequeña que es.

Tras irse Sally, Faye le reprocha a Don que se siente como si se le hubiera puesto a prueba y hubiese fallado con su hija, pero nuestro hombre sabe cómo amansar a las fieras y en seguida se reconcilian.

Por otro lado, vamos con Joan, la pelirroja. En el anterior capítulo estaba muy afectada por la marcha de su esposo para recibir la instrucción básica antes de irse a Vietnam. Roger decide disculparse por sus impertinencias regalándole un masaje a domicilio. Como esto le parece poco, invita a la chica a cenar con tan mala suerte que son atracados al salir de la cena. Quién les iba a decir a estos tórtolos que tal incidente reviviría un fuego creído extinto… Al día siguiente, Joan se confiesa con Roger, diciéndole que no se arrepiente del acercamiento de la otra noche, pero que ambos están casados. Sin duda, dejan abierta una trama muy interesante ahora que Greg no está y que la esposa de Roger… pues casi que tampoco.

Para terminar con las tramas de este capítulo, entra en escena Joyce, que propicia un encuentro entre Peggy y Abe, el cual no sale muy bien parado tras un comentario jocoso del chico (¡hay que ver que carácter tiene la Olson!). Abe no se rinde y al día siguiente se presenta en SCDP para darle a Peggy un artículo que ha escrito, con el resultado de volver a empeorar la relación con la chica ya que Peggy le dice que si eso se publica ella podría perder su trabajo.
Joyce va a ver a Peggy después de su encuentro con Abe y le pregunta a Peggy si está enfadada o enferma de amor, a lo que Peggy responde que no lo sabe, ¿dejando tal vez una puerta abierta a Abe?


Termina el capítulo con una de las más grandes escenas que Mad men nos ha regalado: las beautiful girls, Joan, Faye y Peggy en el ascensor. Soberbio, un capítulo de 10.

De verdad que Mad men es una de las pocas series que, con cada capítulo, se supera. El 4×07 lo disfruté muchísimo porque Don/Peggy es una de las cosas que más me gusta de esta serie, pero eché mucho de menos a Betty. Mi Betty, que ha pasado de ser uno de mis personajes favoritos a una constante evolución de mujer odiosa (aún así le guardo algo de cariño). Pero no me enrollo más y os dejo con mi visión de este sensacional capítulo, en el que por fin se ha dado un poco más de importancia a Joan, otra de mis favoritas.

Comenzamos con Don, protagonista indiscutible de la serie y de este capítulo. Desde el anterior capítulo, vemos aquí a un Don renovado tras la muerte de Anna: se da cuenta de que tiene un problema con la bebida, comienza a hacer natación y escribe una especie de diario. También sale con Bethany, la rubita que está loca por él (¿y quién no?), teniendo la mala suerte de coincidir en el restaurante con Betty, su exmujer, y Henry.

Parece que a Betty no le sienta muy bien ver a su exmarido con otra chica (curiosamente muy parecida físicamente a ella, ¿no?) y termina arruinando la noche a su marido Henry, el cual se molesta porque su mujer dé tanta importancia a lo que haga o deje de hacer Don. Al día siguiente Henry, poniendo la excusa de que se ha comprado un abrco y quiere guardarlo en el garaje, llama a Don para que vaya a su antigua casa a recoger sus cosas del garaje, poniendo especial énfasis en que lo haga el sábado ya que el domingo es la fiesta de cumpleaños del pequeño Gene, a la que obviamente Don no está invitado.

Por su parte, Don no pierde el tiempo y tras la cita con Bethany, con la que parece que no congenia, consigue invitar a cenar a Faye, la cual acepta. Tras la velada, Don la despide en el coche con un beso y un “es lo más lejos que puedo ir de momento”, dejándola visiblemente decepcionada.

Finalmente, Don pasa olímpicamente de Henry y se presenta en casa del matrimonio para acudir a la fiesta de cumpleaños de su hijo pequeño, Gene. Allí Betty, en lugar de montar una escena se comporta pacíficamente permitiendo a Don jugar con su hijo y apaciguando a su marido, diciéndole que ellos lo tienen todo. Sin embargo, la mirada que le echa a Don es más que significativa. ¿Anhelará los días vividos junto a su primer marido?

Por otro lado, la trama paralela en este capítulo ha sido la protagonizada por Joan, Peggy y Joey. Joan está preocupada porque el momento en el que Greg, su marido, tenga que irse a Vietnam se acerca cuando debe marcharse a recibir su entrenamiento básico. Por esto, la chica está bastante irascible y ello desemboca en un enfrentamiento en la oficina con Joey. Éste, por más que Peggy le insta a que respete a Joan puesto que ella no es una secretaria más en la compañía, no le hace caso, realizando un dibujo obsceno de Joan y Lane que llega a manos de Joan. La pelirroja no sabe quién ha sido el autor del dibujo, pero Peggy sí y acude a Don para que se encargue del problema. Don sin embargo no lo hace y dice a Peggy que si quiere hacerse respetar, debe ser ella quien tome cartas en el asunto. Tras pedir a Joey que se disculpe con Joan y ante la negativa de éste, Peggy le despide sin miramientos.

Más tarde, Peggy y Joan se encuentran en el ascensor y la segunda no reacciona nada bien a lo que ha hecho Peggy, diciéndole que no tenía por qué haber despedido a Joey ya que ella lo tenía todo bajo control y dejando a Peggy con la palabra en la boca tras decirle “Ahora yo parezco una secretaria insignificante y tú una bruja sin sentido del humor“.

Y a grandes rasgos esto ha sido todo, ahora a esperar una semanita para el siguiente capítulo, que como siga la pauta de los anteriores promete ser épico.

Después del sensacional capítulo de la semana pasada, con su flashback superando con creces todo lo visto anteriormente y además habiendo hoy ausencias como Entourage o True blood, me he animado a iniciar una nueva sección en mi blog, la de las Reviews de capítulos. Veamos qué tal me sale 🙂

Comenzamos por la nueva campaña de SCDP, la de las maletas Samsonite. Peggy y su equipo le muestran a Don sus ideas, las cuales Don rechaza porque los lemas son flojos, echándole finalmente una charla a Peggy, que sale airada de su despacho. Cuando entra en el suyo, ve en su mesa un regalo de Duck. Éste le propone asociarse con él siendo directora creativa en su nueva compañía, para la cual no tiene fondos y de momento nuestra chica no está muy convencida.

Además, es su cumpleaños y esa noche tiene pensado salir a celebrarlo con su novio, Mark. Sin embargo, en el último momento Don le atrapa y le obliga a quedarse trabajando en la campaña de Samsonite, teniendo terribles consecuencias para la relación de la joven, que en una conversación telefónica ve como Mark corta con ella. Por si fuera poco, mantiene una fuerte discusión con Don, el cual le reprocha que quiera llevarse el crédito de sus ideas y le echa en cara que gracias a él está dónde está.

Terminan resolviendo sus diferencias gracias a unas cintas íntimas que encuentra Don de Roger, las cuales suavizan un poco el ambiente y hacen que Peggy se abra a Don y éste le acaba invitando a cenar para celebrar su cumpleaños y a tomar una copa después.

Don no controla demasiado, regresan a SCDP y mientras está vomitando en el baño, Peggy se encuentra con Duck, que está en la compañía buscándola y dispuesto a irse con ella después de sufrir un encontronazo con Don. Peggy es fiel a éste y tras deshacerse de Duck ambos se quedan dormidos en el sofá del despacho de Don.

Cuando despierta Don hace la llamada ineludible que ha estado evitando todo el día a Stephanie, que le confirma que Anna finalmente ha muerto, lo cual supone un duro golpe para el hombre.

Para terminar a Don se le ocurre una campaña para Samsonite y con mucha complicidad le pide a Peggy que le traiga muchos eslogans, demostrando su confianza en la chica.

Con un nuevo capítulo Man men vuelve a demostrar por qué es la mejor serie drama según los Emmy. No sé vosotros, pero me encanta cómo está transcurriendo esta temporada y presiento que se avecinan cambios muy interesantes. Habrá que comprobarlo la semana que viene 😉


Por aquí escribe…

¡Una fan de Supernatural!

¡Una fan de Supernatural!

Calendario

marzo 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

¡Coméntame!

Follow me!

Follow Lady_Elyon on Twitter
Bloguzz

Mi ídolo: Stephen King

Mi libro favorito

The Boss

Categorías

Me encanta leer

Anteriormente…

Estadísticas

  • 15.480 hits